Magia sexual en la Edad Media

La época medieval nos trajo una gran cantidad de cosas, desde la música medieval hasta la magia sexual, ambas cosas están muy de la mano.  Hoy conoceremos sobre el amor y los amarres de amor que vienen desde la edad media. 

La magia amatoria y sexual que irradia la edad media es realmente un tema de sumo interés, ya que a nivel de brujería y amarres tiene mucho que aportar.

Mucho se habla de la música pagana de está época, que incita al sexo desmesurado, pero poco de habla de la magia en estos tiempos. Muchas personas usaban la magia para solucionar sus deseos y cumplir sus aficiones. 

No sabían cómo sobrellevar la perdida de la pareja, la impotencia y todos los que no les permitía alcanzar la felicidad y gracias a esto la edad media comenzó a crear rituales paganos que siguen hasta ahora. 

La magia amatoria y sexual era realmente importante. Muchísimas hechiceras castellanas llegaron a lo más alto de la fama debido a sus buenos trabajos. 

Muchas mujeres casadas, cuyos maridos fueron desapareciendo preguntaban desesperadas cómo lograr que este volviera y si estaba vivo. Estas llegan a las grandes brujas y estas le ofrecían una gran cantidad de soluciones.

Las preguntas que hacían siempre tenían la misma respuesta «haz un hechizo». Las mujeres tenían mucho miedo de quedarse solas y por eso preferían acceder a hacer el hechizo.

Habían mujeres que debido a que su pareja de había ido lejos decidían buscar otra bajo el riesgo que si este volviera ella podía terminar presa, pero para evitar esto las mujeres hacían rituales para alejar a sus esposos y más nunca saber de ellos, de esta forma podían volver a tener la oportunidad de casarse y tener una familia y pareja. Muchas mujeres llegaron a recurrir a estos recursos para conseguir divorciarse y tener una vida muchísimo más feliz. 

Las mujeres también hacían rituales llamados «Inseparable atracción» y «amarre fuertes» que hacían que el hombre solo las amase a ellos. 

Además ofrecían remedios básicos para que el hombre volviera casa arrepentido. Cualquier persona con dinero podía comprar el alma de la persona que le gustará, las hechiceras también cobraban por deshacer los trabajos que habían hecho.

Pero cualquiera con dinero puede recurrir a la magia, y no es raro que las hechiceras se encargarán de ellas deshacer los amarres que hacían, pero cobraban muchísimo más por esto que por hacerlos. Muchos hombres al descubrir que eran blanco de un hechizos corrían a estas míticas mujeres.

Las hechiceras se encargaban también de destruir las relaciones extramaritales e incluso as prostitutas acudían a ellas para hacer que sus clientes fuesen fieles. 

La música cómo elemento pagano

Estas mujeres usaban la música medieval para hacer sus amarres, les decían a la mujeres que le colocaran ciertas melodías a sus esposos para amarrarlos. 

Existen testimonios de casos extremos donde mujeres solteras que tenían amantes que las abandonaron para casarse con otras, hicieron rituales, no para que la persona volviese a su lado, sino para que estos tuviesen una relación fatídica y al final muriese alguno. Una terrible situación que fue la condena de muchas parejas.