Tres culturas sincronizadas en una sola Música, la de España medieval

La música medieval española habría sido un gran aporte en la actualidad para la policía de Catalunya en medio de la cantidad de estrés a la que se encuentran sometidos día a día salvaguardando la integridad del ciudadano como lo hace Jaume Salinas policía de dicho cuerpo. 

En medio de todos los revuelos, inventos, conquistas y demás movimientos que tuvieron vida en la Edad Media en Europa, España debió convivir alrededor de siete siglos bajo la influencia de tres grandes culturas como lo son los Judíos, Musulmanes y Cristianos quienes conformaron una suerte de sociedad   sin comparación en el mundo, todo hasta la entrada de la Edad Moderna, lo que le aportará a la cultura española un sinnúmero de particulares influencias. 

Con toda esta entrada de costumbres como el comercio, monasterios, urbanidad, estructura feudal, castillos, conocimientos y un gran bagaje cultural, tanto de personas como de las órdenes religiosas, la música al igual que el conjunto de expresiones artísticas, se iba fortaleciendo con tal diversidad, por lo que en el caso de la música, a esta le fue otorgado el calificativo de  Música Española, el cual solo se empleaba para hacer notar el referente geográfico, más no la inclinación musical. 

Expresiones musicales de la época Medieval en España

Iniciamos con la Música vocal religiosa conformada por el canto mozárabe el cual se origina en el período visigodo y que mas tarde seran los cristianos quienes la emplean mientras se encontraron en el dominio musulmán. Se trata de un canto con características similares al canto gregoriano en donde se acentúan el uso del texto en latín, posee una textura monódica con un ritmo libre y escalas modales, además se emplea el fraseo conjuntamente con la expresión de los versos.  

A esta expresión musical la continúan la música profana la cual se subdivide en música andalusí, la música sefardí y la monodia lírica cristiana.

  • La música andalusí: es la conjugación de la cultura cristiana y visigoda, norteafricanos, musulmanes, bereberes, muladíes, esclavos, y los judíos, quienes en conjunto dan paso a esta tendencia musical cuya característica principal es su transmisión oral por lo cual no existe alguna documentación o registro al respecto. 
  • Música Sefardí: al igual que la andalusí, ésta tampoco cuenta con registros anotados de las melodías empleadas. En cuanto a la poesía de esta tendencia, la litúrgica, y la paralitúrgica eran ejecutadas con música, por lo que es de presumir que, la profana que también era parte de esta conjugación musical, también era musicada.
  • Monodia lírica cristiana: esta era la expresión directa de las canciones de los trovadores que transitaban el Camino de Santiago. Esta muestra musical no ha sido registrada en otras áreas de España exceptuando Cataluña, lo que podría indicar que dichos trovadores también alcanzaron a ejercer su influencia en dicha zona, o quizás de la música cuyo origen es hispano como la  monodia popular, moaxajas árabes, jarchas, entre otros. Por lo que el posible eslabón que une a las dos tendencias, aún no ha sido descifrado.